Treinta y cinco


A mí, por ser yo

 

Inseparable amiga mía…

 

Hay días que no se exactamente quién eres. Por ratos eres dulce y tierna, otras te conviertes en un ogro  y otro tanto eres tan frágil como aquella porcelana de casa de mi abuela. La dulzura puede ser característica de tu sexo, pero en realidad es que te encanta dar amor, aunque luego te desilusiona el que no te lo recompensen, pero entiende que la idea de dar amor no es recibir, sólo darlo.

 

Te vuelves ogro, porque tiendes al perfeccionismo y en cuestiones laborales eres tirana, te gusta el orden y el método, te desespera la lentitud y el poco sentido. ¿Acaso no les apasiona lo que hacen? Te preguntas. Crees que no, que trabajan porque es ley de vida y no gusto por vivir.

 

Finalmente eres frágil, porque la ansiedad que padeces desde niña por ratos te hace tambalear y perder el equilibrio. Te da miedo lo que hace cinco minutos no te daba. La sensación de morirte es horrible, aunque tu cerebro te diga que no es así, tu hipotálamo siente lo contrario. Asfixia, sudoración, angustia, síntomas que te regresan a poner los pies en la tierra y te hacen ver que sólo eres un punto en el espacio, frágil y solo.

 

Pero con eso, sin eso y a pesar de eso, sé que eres un amor y una mujer maravillosa que me encanta conviva conmigo, muy dentro de mí…

 

¡Felicidades Sayil!

Anuncios

8 comentarios

  1. Moria said,

    julio 5, 2008 a 8:46 am

    Felicidades Sayil, eres una de las mejores mujeres que conozco, a parte de ser inteligente, bella, aguda y divertida. Solo espero que tus muchos proyectos se logren sin ningun tipo de problema, aunque con mucho trabajo, sino, no seria interesante empezarlos.

    Espero verte pronto ya que no me he divertido tanto desde que te fuiste, nos vemos y que te la pases muy bien, mi buena amiga y maestra.

  2. pcsita said,

    julio 6, 2008 a 1:01 pm

    Si, realmente inseparable, como el mar de la brisa, como la luz del sol, como tu mirada de la ilusión,pero tambien fuerte como el roble que soporta las tempestades, como el verdadero amor que soporta desiluciones. Tierna si, y mucho porque llevas en ti una niña que tiene emoción de vivir y descubrir la vida y, algo que no mencionaste inteligente y preparada como pocas personas, con deseos de superarte a cada instante y, de que eres un amor, alguien lo duda?.
    Por todo esto y muchas cosas mas damos gracias al creador por habernos permitido cruzar en esta vida con una personita tan linda como tu. Felicidades Sayil!!!! Un fuerte abrazo y mis mejores deseos!
    P.D. Recuerda a Benedetti

  3. apollo said,

    julio 7, 2008 a 7:12 am

    Veo que aqui y en personas los lectores de aqui te tiene un muy profundo caliño. Eso habla muy bien de ti.

    35, una edad en donde se combina madures y joventud. Que bonita edad.

    Me permito desearte muchas fecilidades Sayil.

  4. Quetzalcoatl said,

    julio 7, 2008 a 9:29 am

    Sayil, lo único que te puedo decir es: “Muchas Felicidades”, y que sean 36, 37, 40, 60, 75, 80, 90 y más…

    Por último, lo que has escrito es muy sensato de tu parte, en verdad!

    Saludos.

  5. Don Didi said,

    julio 9, 2008 a 8:08 am

    Me juntos a todos para desearte muchas felicidades. Esperando que sigues igual que siempre y que nos permites disfrutarte de tus escritos.

  6. Sayil said,

    julio 11, 2008 a 7:30 pm

    Hola y gracias a todos por sus buenos deseos

    Moria, ya mero regreso… no desespereís…

    Pcsita, nunca olvido a Benedetti.

    Bicho besos

  7. julio 14, 2008 a 11:37 am

    A las colinas subí y a los valles baje, de norte a sur caminé y lo único que encontré es que no lo busque….

    Sin embargo dentro de mi han pasado 35 veranos, ya ha llovido y salido muhcas veces el sol y aun siendo una niña, te falta encontrar mas amaneceres y ver los atardeceres desde los rios los valles y el mar.

    Buen punto vida por permitirle llegar a 35 vueltas al sol, sin embargo quien dijo que el sol fuera eterno, es que el verano ya lo tenemos.

    Un osculo de felicidades a Sayil por esta vuelta al sol y las que falta por dar.

  8. mahasiah said,

    agosto 1, 2008 a 7:18 am

    No me queda más que felicitarle por que es una de las personas que se empieza a conocer y ese es el camino a la felicidad, sino eterna, sí temporal.

    Lo único que pienso es que no hacen falta máscaras para defenderse de los demás, hace falta valor para ser quien uno es.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: