Virginidad

Image Source

        –          Recuéstate – dijo él

          ¿Duele? – preguntó mientras presionaba

          No – dije entre ruidos que sólo él entendía

 

De virginidad presumía ufanamente. Nadie la había profanado. Pero ahí donde antes había flores, ahora hay leves pero terribles manchitas negras.

 

          Necesitas anestesia o dolerá – comentó

 

La lidocaína empezaba a hacer efecto, cuando el primer piquete penetró. El dolor fue agudo y a ese instante le siguieron muchos más. Una escurridiza lágrima escapó del ojo con rumbo de la sien.

 

          Duele – musité con mi ahora bembona boca

          Sólo el piquete – me sonrió él

 

El tan temido taladro empezó su trabajo. No había dolor, la anestesia era un éxito.  Los nervios de primeriza me abandonaban, respiré y cerré los ojos, Mozart sonaba a lo lejos. Un extraño aroma, se percibía ¿Qué era?

 

Tardé un poco descubrir el olor de hueso cercenado, salí del letargo y una nubecita de partículas se dispersaba en el aire. Ahí iba una parte de mí.

Al final del día, sólo quedaban los dolores del manoseo impúdico que arrancó las flores.

Accidente II

accidente-ii.jpg 

Y el taller emitió el reporte sobre los daños que tiene mi carro después del accidente: PÉRDIDA TOTAL. 

Y yo sin un rasguño…Gracias Dios

Con lo que recupere del seguro ¿Me alcanzará para el modelo de la imagen? 

Accidente I

a-i.jpg 


E iba yo como todos los días transitando por la Av. Central rumbo al trabajo, cuando de pronto un camión se me cierra y no me deja la distancia suficiente para frenar… 

Por fortuna no tuve ninguna lesión, aunque el susto todavía lo tengo. ¿Mi carro? En el bichospital, esperando la evaluación para la aseguradora.

Sirena

sirena.jpg

Pensándolo bien, no es un eczema, ni alergía. Pasa que me estoy convirtiendo en Sirena.

Eczema

Y pues bien, la cirugía fue todo un éxito, no hubo edemas, los puntos cerraron bien, pero… una vez más mi piel se quejó. Empezaron a salir los acostumbrados granitos de la alergia a los antisépticos de la cirugía, lo cual me provoca un “bello” enrojecimiento de mi pantorrilla, picazón y molestias. A dicho tipo de alergia se le conoce como “Eczema por contacto” o lo que es lo mismo “Dermatitis por contacto”. 

Todo fuera fácil si los granitos aparecieran y ya, pero no, tienen que inflamar la pierna y áreas anexas. Ahora, de nuevo con el tratamiento dermatológico esperando que actúe más pronto que rápido; pero se que debo tener paciencia y como en veces anteriores… superar el reto. Son lecciones aprendidas que no debo olvidar, ni hacer que me desesperen.  

Por lo tanto, Sr. Eczema lo invito a largarse de mi pierna, tengo un lindo vestido que estrenar y unos zapatos bellos que usar… ya váyase.

« Older entries