Utilidad

Magictorch

Todo por servir….

  

                                  se acaba y…                       

                          

acaba por no servir

Anuncios

Más allá de lo profundo

Tom Schierlitz

          – Ay  amor, ya no lo siento; creo que se quedó atorado…

Jaime despega su cuerpo de Isa y en efecto, ya no estaba en su lugar. Ambos empiezan la búsqueda por todos los rincones de sus cuerpos. Sacuden la cama, el piso, la ropa… Nada, simplemente desapareció.

          – ¿Y si se quedó adentro Jaime?
          – No creo, no lo vi
          – Ay no, llévame al hospital por favor…. No puedo estar con la angustia

Y es así que, a las dos de la mañana entran a la sala de emergencias de un hospital capitalino…

          – No lo veo… – dice el médico
          – Pero ahí está, estoy seguro – dice Jaime
          – No, insisto, no lo veo…
          – Pero… no salió, me consta ¿Me deja ver?
          – A ver pues, asómese – expresa medio harto el médico

Silencio…

          – ¡Ahí está! Se ve muy al fondo un puntito, mire acérquese – dice feliz Jaime
          – Mmmm, deje meto una pinza a ver si es…¡Sí!, aquí está; enfermera… una charola por favor. Listo, ya puede vestirse

Unos minutos después…

          – Ya ves Isa, te dije que todo iba a estar bien
          – Si claro, como no eras tú el del problemita de las piernas al aire, ¿a ver cuándo vuelves a traer tus condones marca libre?
          – ¿Yo qué?! ¡Me los regalaron!
          – Te los han de haber dado los de “Pro vida”
          – Igual y si, mira que quedarse atorado más allá de tu vagina… ¿quién diría?

Profesión

Matthew Antrobus

Camina pensativo con el papel en su mano. El corredor se ve interminable a su paso. Aún no entiende qué está mal y peor, cómo decirle a sus padres. Una palmada en la espalda lo saca del ensimismamiento. 

– Malas calificaciones de nuevo?
– Si
– ¿Qué piensas hacer?
– Yo creo que… cambiar de profesión
– ¿Tan mal te fue?
– Ujum
– ¿Y qué piensas estudiar ahora?
– Nada
– ¿No que vas a cambiar la profesión?
– Seré “donador”
– Para eso no se estudia, wey; además ¿Qué piensas donar? ¿Sangre? ¿Tu cuerpo a la ciencia? Creo que es un poco radical tu idea.
– Seré donador de esperma ¡Mírame! ¿A poco no cumplo todos los requisitos? Pts, soy un galán ¿no?
– Si wey, nada más te falta IQ

Radiografía de un virus

virus ignorancia1

Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza
habla mientras el género humano no escucha
Víctor Hugo

Todo empezó un jueves por la noche. Una mutación de la influenza apareció de pronto en sus vidas. Las medidas sanitarias fluyeron junto con el otro virus, el de siempre, el más arraigado en el pueblo.

Mientras la nueva influenza cobraba sus cuotas, el de siempre infectó a los que pensaron que tenían vacaciones y no que estaban en semi-cuarentena; liberó su ADN en el chico que insiste en saludar de beso; se multiplicó en la señora que mete la mano en la comida del supermercado para “probarla” y finalmente, acabó con aquellos que escupen en cualquier parte, como en pleno pasillo de un Wal-Mart.

Se le bautizó finalmente como “Influenza Humana (AH1N1)”; el de siempre por su parte, ya estaba bautizado. La ignorancia es su nombre, y sigue causando la muerte del alfabetismo cultural, higiénico y educativo, de la capacidad de pensamiento, de la curiosidad por investigar y de la capacidad de decisión; dejando la secuela más temida: mediocridad.

Dudosa seducción

peter-dazeley

 

Es una boquita encantadora. Pequeña, carnosa, con ese corazón tan bien formado en su parte superior. He de reconocer que me dedique a obsérvala desde que la vi hacer ese pequeño agujerito entre los dos labios, tan seductor, como sorbiendo de un popote imaginario,

 

Se balancea con gracia cuando pronuncia palabras; mantiene un ligero y gracioso tic que hace que se mueva hacia la derecha con una simpatía que hechiza; te mantiene al pendiente de su siguiente acción.

 

Finalizada tan concienzuda investigación, me percaté de un pequeño detalle que se había escapado en el análisis… Mi interlocutor es ¡Una mujer! En cuestión de segundos tuve que definir lo que pasaba: o estaba cambiando de preferencias sexuales o había sido un lapsus causado por la fascinación de boca tan coqueta.

 

Llegué a la conclusión de que había sido un momentáneo “resbalón”. Pero aún sigo pensando que esa, esa ha sido la boquita más bonita que me ha tocado ver…

« Older entries