Abejorro neoyorquino

ny-taxis2.jpg

En alguna calle de Wall Street, Nueva York, noviembre 2006. Sayil levanta su mano derecha y al acto un clásico taxi neoyorquino se detiene junto a ella.

Taxista: ¿A dónde la llevo?

Sayil: Crowne Plaza de Times Square

Taxista: ¿De dónde es?

Sayil (con orgullo): De México

Taxista: Suba, a los de México si los llevó

Sayil (intrigada): Gracias, ¿Por qué a los mexicanos si nos lleva?

Taxista (de por medio oriente): Porque son amables y además usted habla bien inglés y eso facilita mi trabajo

Sayil (complacida): Gracias

Taxista: Me gusta el español, se algunas palabras

Sayil (disfrutando la ciudad): Ok

Taxista (mirando por el retrovisor): Mamacita

Sayil (entre asombrada y enojada): ¿Perdón?

Taxista: ¿Qué significa?

Sayil (con aire serio): Es una palabra que en México algunos hombres consideran un piropo para las mujeres, pero para algunas es más bien una agresión en lugar de halago

Taxista: ¿Qué se debe decir entonces?

Sayil (esbozando una leve sonrisa): Bonita, es más agradable

Taxista (con los ojos en el espejo retrovisor): Tú bonita, yes

Sayil (desviando la mirada): Gracias 

Silencio hasta llegar a la puerta del hotel, Sayil se baja del taxi… 

Taxista (con una gran sonrisa): “Adiós, mamacita”

Sayil (entre enojada y resignada piensa): Al final de cuentas, no importa en qué lugar del mundo se encuentre uno; si debes ser, serás la mamacita de alguien

Anuncios

Newer entries »