Jugar el juego*

John Grant

Hay que “Jugar el juego”, decías siempre, tratando de enseñarme las reglas del amor. Pero nunca me dijiste que alguna vez lo jugaríamos juntos.

De pronto un día, emocionado me contaste: “Estoy cuasi enamorado de un secreto…” El mundo, mi mundo de juegos se derrumbó.

En la emoción del juego había olvidado mis reglas, seguí las tuyas y perdí. “Juega el juego”, me digo, mientras reacomodo las piezas en mi tablero y limpio una lágrima en mi rostro.

♪Play The Game. Queen

*Participante en el I Concurso Internacional de Microrelatos “Museo de la palabra”

Memorias I

bernaby-hall-memorias


Nunca olvidaré cuando…

 

tus dedos

tocaron los míos,

 

tus labios

                                    rozaron los míos,

 

tus brazos

cobijaron mi cuerpo,

 

tu cuerpo y mi cuerpo

                                     se volvieron uno…

Miss Himalaya

Steve Vaccariello

 

Es verdad 

Amor mío

             Tus senos

        Son el

      Pecho

         Del

      Mundo

 

Efraín Huerta

Naufragio



Amor y deseo en un cuerpo náufrago

navegando en el mar de las emociones

recogiendo en el camino los despojos del naufragio…

 

Un corazón empapado de amor,

melancolía de  lo no tenido,

un pensamiento de felicidad robada,

el baúl de mi amor; intacto,

virgen, excitado, esperando ser removido

 

Busco tierra, busco tú puerto para encallar.

Retrospectiva

75605228.jpg

Hay veces que tengo la sensación de que todos los años son iguales. Posiblemente sea porque cuando leo o veo las noticias me entra una sensación de desasosiego al ver las mismas guerras, los mismos muertos y la misma violencia. El ser humano tratando de exterminarse a si mismo. 

Quizá por eso que desde hace algunos años deje de pensar en propósitos personales y mundiales para los años nuevos, es frustrante cuando no se logran realizar. Decidí que era mejor vivir la vida y enfrentarme a las sorpresas que cada año me quisiera dar. 

El dos mil siete me sorprendió gratamente, porque sobre todos los sucesos hubo uno muy significante: me encontré con el amor. Si bien los problemas mundiales no se solucionaron, sólo se transformaron; el diminuto mundo que soy yo sí; lo cual es mi pequeña luz entre la adversidad.