Pensadero

Christine Cody


Todavía recuerdo ese útil objeto del buen anciano Dumbledore. Un pensadero. Yo quiero uno, lo requiero con urgencia apremiante. Ahora si empiezo a sentir el lastre que arrastra mi mente; es agobiante. Es hora de jalar uno a uno los pensamientos, dejarlos ir, dejarlos regresar –si quieren-; y reacomodarlos.

 

Además, ustedes y éste rinconcito merecen respeto, embotarlo con cualquier baratija que llene el espacio y de paso los haga perder su valioso tiempo, no sería honesto. Por eso, y porque me gusta hacer las cosas lo mejor posible o mejor no hacerlas –yo digo ¿no?-; ha llegado la hora de descansar. De respirar, de re-cargarme de energía y  disfrutar la vida como hasta antes de todos éstos embrollos que me abruman.

 

Confío en que su entusiasmo no decaiga con esta pequeña –cual deben ser-, tregua; y de corazón espero re-encontrármelos disfrutando de la vida con los nuevos aires que trae siempre un nuevo año.

 

Un fuerte abrazo.

Anuncios