¿Te gustaría platicar?

La economía americana andaba por los suelos, se agudizaría más nuestra añeja crisis. Un “hombre joven de piel oscura” tomaba juramento como presidente  de su nación -cumpliendo las profecías de Nostradamus y las hollywoodenses-. ¿Yo? También tomaba posesión… de un nuevo trabajo que me retaba a romper otros esquemas… los educativos.

Y así, entre jaleos y resistencias docentes, llegó el nuevo virus. Las medidas sanitarias fluyeron junto con el otro virus, el de siempre, el más arraigado en el pueblo. Al nuevo, se le bautizó como “AH1N1”; el de siempre por su parte, ya tenía nombre: la ignorancia; que sigue causando la muerte del alfabetismo cultural, higiénico y educativo; dejando la secuela más temida: mediocridad.

La inspiración me envolvía, sabía cómo hacerlo, cómo implementar las competencias que requiere la educación institucional, más al mismo tiempo otra inspiración me abandonaba, moría. No la mató la influenza, sino el peso de una vida sin treguas. Benedetti deja un vació en mi mente, en mi ser ¿quién de nosotros podrá llenarlo?

Las finanzas no mejoran, no importa “nos vamos al mundial” y eso, alivia cualquier tensión nacional, incluyendo el aumento a los impuestos, paliativo para la pulmonía económica. Mientras, el planeta pide ese respiro que todos sabemos necesita para no explotar, y que en Copenhague no están dispuestos a dar.

¿De dónde surgen estos cambios educativos? Es  la pregunta de siempre. Respuesta: hace veinte años, una nación se reunificó, derrotó el muro que la dividía y nos enseño que se necesita más que teorías para vivir; el pragmatismo de la teoría se hace obligatorio. Alemania es un Fénix.

A Obama por su parte, las encuestas  no lo favorecen, pero, los suecos sí. El premio se le otorga por sus llamadas a reducir las armas nucleares y trabajar como Miss Universo: “Por la paz mundial” ¿Cuándo veremos sus palabras en acción?

¿Y yo? Pues asegún trato de modificar tradicionalismos educativos y personales; y podría hacer mil cosas más en este mundo tecnificado y globalizado, sin embargo, sigo buscando a quién preguntar: ¿te gustaría platicar?

Si te gustó este microrelato, dame un votito

VotarVotos participante1 año en 1 postVotarVer otros participantes
Anuncios

8 comentarios

  1. Pcsita said,

    enero 7, 2010 a 5:11 pm

    Esto de las crisis, es un cuento viejo y como muchos de nosotros no tenemos buena memoria se nos olvida que son ciclicas asi como los aumentos que nos acaban de recetar en plena euforia o cruda (segun sea el caso) de principios de año, esto no es lo malo, lo malo es que no hacemos nada, porque nuestos diputados, lideres o lo que sea aun no encuentran o saben como, con quien y para que platicar. Con obama pasa lo mismo que en mexico, muchos intereses de que no le vaya bien por ser quien es y como es su “democracia” aun no esta lista para un presidente “afroamericano”…y a lo de “te gustaria platicar?” invitacion? insinuacion?…conoces mi respuesta!

  2. Jorge Lorca said,

    enero 8, 2010 a 11:21 am

    Hola,

    Me gustan mucho las historias y los cuentos viejos, siempre podemos sacar provecho del análisis de las mismas, podemos llegar a resolver los factores que alteraron el resultado del cuento; y ver que esa serie de resultados, de indiferencias, de cansancio, de situaciones, de hombres setientes es nada más que este día.

    Partiendo de ahi, quisiera enfatizar que como seres humanos la mejor manera de cambiar lo que no nos gusta o de mejorar las situaciones es partiendo de la reflexión, la reflexión ha roto esquemas, contemplado nuevas formas de belleza, de conocimiento, de entendimiento y eso mismo es lo que mejora a las sociedades y a las naciones; a lo que voy es que el conocimiento y la experiencia de una persona es limitada. Cuando logramos reflexionar o “platicar un poquito” junto con alguien mas, todas las personas que participan en la plática se benefician y además satisface como pocas cosas en la vida, a mi me encantaría platicar.

  3. Sayil said,

    enero 8, 2010 a 11:47 am

    Pcsita…

    Más que una insinuación, es una reflexión… creo que tanta tecnología y formas de comunicación que impiden que realmente se dal acto. Y eso mismo es lo que me dices… los diputados no saben y no quieren platicar…

    Un abrazo y feliz año

  4. Sayil said,

    enero 8, 2010 a 11:51 am

    Lorca…

    Que dificil tema planteas… ¿acaso no el internet nos ha impedido hasta tener el tiempo para hacer reflexión?… Para mucha gente llega a ser su escape para no estar consigo mismos….

    Y a propósito… hacía mucho que no platicabas por estos bichos…

    Un abrazo

  5. KD said,

    enero 13, 2010 a 1:58 am

    Muy en la línea de mi pensamiento. Tienes mi humilde voto.

    Un saludo. Por cierto, yo participo con esto:
    http://soulseeker.bitacoras.com/archivos/2009/12/16/que-tal-el-2009

  6. Sayil said,

    enero 13, 2010 a 5:29 pm

    KD

    Muchas gracias por el voto y que bueno que te gustó y hombre que vos no os has quedado muy lejos con tu recuento de los DAÑOS….

    ja

  7. Quetzalcoatl said,

    enero 15, 2010 a 2:07 am

    Cuenta con mi voto. Saludos.

  8. Sayil said,

    enero 15, 2010 a 5:52 pm

    Gracias Quetza


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: